De como aprendí a bailar con mis miedos en un Gran Salón

valeriagascongransalon

Estoy emocionada porque participaré en la Feria de Ilustración Gran Salón *  en su segunda edición. Estoy muy agradecida por la invitación. Trabajé mucho para esas piezas y me hace feliz que alguien más además de mi basset hound, mi perra anciana y S (que es el más fiel fan pero por lo mismo no puedo confiarme (aunque por eso lo adoro)) pueda ver algo creado por mí  sin photoshop ni explicaciones previas que puedan lograr llenar los huecos que mis trazos no lograron.

Dudé un rato para escribir esto, entre un huracán de cosas que sólo hicieron como una cortina de arena y niebla en medio de donde yo me encontraba y a donde tenía que llegar en los días pasados, apenas siento que todo vuelve a foco durante hoy por la mañana. Sé que muchos de mis compañeros de expo son ya veteranos en esto, pero yo estoy virgencita y me voy estrenando. Y mi mood baila entre emocionarme como niña y mantenerme cool y tranquila como si no fuera gran cosa,   the truth is… que me di cuenta que detrás de todo  estaba el miedo. A reconocer que ya ando más metida en esto de lo que pensaba y a entender que aún falta un largo larguísimo camino. A las explicaciones que me ha tocado dar (y que apenas ayer me di cuenta no debía darlas si no quería) sobre que no, no es que “ahora sea ilustradora y deje de escribir”, sino que los dos son para mí como dos pisos distintos en un mismo edificio (esa metáfora tiene sentido para mí pero al parecer para nadie más). En fin, que de todo lo que se ha tratado mi año ha sido de brincar miedos. La palabra “vencer” no me suena, porque en realidad no he peleado contra ellos, sino que los distraigo mientras sigo haciendo lo mío y en los highlightsde nuestra historia, hemos tomado un mezcal o visto “how I met your mother” juntos (a todos mis miedos y a mí el que mejor nos cae es Marshall y a partir de eso pudimos encontrar algo en común entre nosotros). Pero bueno, que mientras mis miedos juegan con Capicúa un momento, escribo este post, para no dejar pasar esto, que ha sido un evento bien bonito en un 2015 lleno de puro reality checks. Que me niego a dejarlo pasar así como si nada, y aunque mi primer reflejo es hacerme chiquita y dejar pasar los comentarios y menciones IRL o Social Media, hoy asomo la cabeza y hasta logró levantar la mano si me mencionan. Un gran avance para mí si me dejan opinar. Y están además las porras de las personas que han visto pulular mis ilustraciones por ahí y las personas que confiaron en mí, que al final de todo se llevan el día y casi que sólo por eso vale la pena todo.

La razón por la que me emociona tanto, es que Gran Salón es un gran gran proyecto, que poco a poco se convierte en referencia y que está haciendo algo muy lindo por los ilustradores en México: comunidad. Si logramos entender que entre todos llegamos mucho más lejos y que una red es justo para no dejarnos caer entre nosotros, las cosas pueden ser tremendas en el campo de la Ilustración (e incluso en cualquier campo creativo que comprenda la fuerza en crudo que tiene hacer comunidad) en mi país. Y eso me emociona mucho, así sin miedo a parecer demasiado dorky o no ser lo suficiente cool.

* Al cual me referí un par de veces como Salón Corona, sólo porque mi cerebro hace conexiones estúpidas y por lo que quedé como una alcohólica irremediable frente a personas que al parecer eran un tanto importantes.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s