Smithy Ide, personajes favoritos

Tengo una debilidad por libros en donde los personajes principales son todo lo contrario a lo que un héroe se supone debe ser. La idea de que alguien igual o más dañado que tú (aunque sea en ficción) pueda salvar el día, o ya lo mismo, el mundo, siempre es algo que me da un poco de ilusión.Ahora, si el personaje no es alguien con un pasado oscuro, un ser humano cruel que  se redime al final de su vida o de la historia, sino un ser average, a la mitad de sus cuarentas  al que nadie, incluso él mismo, le apostaría un peso, mi amor hacía él se volverá inmenso.

Este es el caso de Smithy Ide, personaje principal de Una historia en bicicleta escrita por Ron McLarty. Smithy es un cuarentón obeso,  a dos pasos de ser considerado alcohólico, que tiene una vida gris y lisa trabajando como inspector de calidad en una fábrica de juguetes en Rhode Island. Y entonces, en una misma semana sus padres fallecen en un accidente de tráfico y su hermana, de la que hacía mucho no sabía nada, aparece en una morgue en Los Angeles  (prometo que no estoy contando nada extra, es el plot de la historia). Y en algo así como un shock emocional, Smithy toma su bicicleta vieja y comienza a pedalear.

Yo amo a Smithy porque el va  transformándose sin notarlo. Incluso cuando su cuerpo es otro, no pareciera darse cuenta del cambio que esto ha causado en él. Smithy no se anota en una jornada para cambiar y ser mejor, sino que es una purga contra su dolor y el quedarse solo en el mundo lo que lo mueve.  Es más un reflejo que un plan. Algo que yo hago bastante seguido.

Hace ya unos meses,  para un ejercicio tuve que ilustrar a uno de mis personajes literarios favoritos y el primero que llegó a mi mente fue él. Hoy, me encontré de nuevo con el libro y recordé el dibujo.

Lo dejo aquí, con todas sus fallas y mejorías no hechas en la ilustración, en honor a la naturaleza del personaje.

unahistoriaenbicicleta_ilustracionValeriaGascon

“Hay que aprender a mirar a alguien a quien verdaderamente adoras a través de unos ojos que no son en realidad tuyos. Es como si uno tuviera que convertirse totalmente en otra persona para ser capaz de mirar con detenimiento. Las personas buenas protegen a sus seres queridos, aunque eso signifique fingir que todo va bien”

extracto de Una historia en bicicleta

Y aquí la ruta que hizo Smithy en el libro.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s