Ella se llama Ocaso

verde

Un ejercicio haciendo lo que no se debe: dibujar en una moleskine  concebida para hacer notas con lápices y plumas y no para iluminar con acuarelas. Me gusta mucho que el papel se arrugue, que la pintura y la tinta no se mezcle, sino en vez sólo se trasluzca. Que se note el cambio de un elemento cuando llega otro a molestarlo.

Screen shot 2013-07-26 at 15.03.47

detalle

(click en la imagen para ver más grande)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s